Tras casi dos años de obras Zaragoza recuperó su emblemático Mercado Central con una completa renovación que le confiere un aspecto más amplio y moderno. Se trata de un edificio centenario, de planta rectangular y estructura de hierro y cristal, con una gran historia tras sus paredes que le convierte en un icono para la ciudad. Sus cerca de 80 puestos se han acondicionado con diversa tecnología que aúnan pasado y futuro en el mismo espacio. 

Para su estreno se realizaron diferentes actividades, como encuentros y conciertos, que celebraron su apertura junto a diversas personalidades de la vida política y social de la ciudad. En referencia a la nueva instalación del espacio, cabe destacar cuatro puestos de restauración del mercado, dos rectos y dos curvos, en los que se han instalado amplias pantallas LED de gran resolución y que presentan la peculiaridad de poder gestionar sus contenidos de forma remota. 

Fluge Zaragoza proveyó las pantallas LED así como el personal técnico audiovisual para su instalación gracias a la confianza de Zentral Abastos ZGZ. En concreto, las pantallas LED, de la marca SLS, tienen forma de banner y miden 10 metros cuadrados para los puestos rectos y 10,5 metros cuadrados para los curvos, tienen un pitch de 3,9 mm y cuentan con cuatro controladores Novastar TB3 para la reproducción y gestión de los contenidos en remoto.