Vida Festival dio por finalizada su séptima edición con la asistencia de 27.000 espectadores, siendo el primer festival en celebrarse sin distanciamiento social. Su sistema de acceso contó con una metodología basada en test de antígenos obligatorios y mascarillas FFP2. 

Realizado entre el 1 y 3 de julio en Vilanova i la Geltrú (Barcelona), el festival estuvo compuesto por cuatro escenarios instalados en el recinto: Estrella Damm, La Masia, Cabana Jägermusic y El Bosc. Por ellos pasaron multitud de artistas de envergadura como Vetusta Morla, Love of Lesbian y Nathy Peluso. 

Festival Vida, productora del espectáculo, confió un año más en Fluge Audiovisuales Barcelona para suministrar el equipamiento de sonorización, Iluminación y vídeo del escenario principal “Estrella Damn”, así como también de sonorizar los escenarios “Cabana Jägermusic” y “Vida Club”. Entre el equipamiento de sonido suministrado en el escenario principal cabe destacar un sistema de PA compuesto por 36 monitores L´Acoustics controlados por una mesa Yamaha CL5. Por su parte, el equipamiento de iluminación contó con 45 equipos robotizados y una mesa de control Grand MA2. Para finalizar, se suministró una pantalla central LED de 9 x 4 metros y dos pantallas laterales de 4 x 2,5 metros, ambas con 4,81 mm de pitch.