El espacio Vibra Mahou aterrizó en el Mad Cool para convertir al festival en una auténtica verbena. La cervecera diseñó un espacio que recreaba el ambiente bullicioso de una feria con guirnaldas, atracciones y, sobre todo, música. El festival, que se celebró en Madrid los pasados 11, 12 y 13 de julio, alojó en su recinto este espacio para hacer disfrutar a los asistentes con actuaciones en directo junto a la atracción de los coches de choque. 

Durante las tres jornadas del festival se sucedieron en el espacio Vibra Mahou gran cantidad de actuaciones de destacados músicos y DJ’s.  Los nombres más señalados fueron Muchachito Bombo Infierno, Los Chichos y Tomasito, cuyas actuaciones reunieron a numerosos asistentes al festival. Además, varios DJ’s hicieron bailar al público en la pista, que por la noche dejaba de alojar a los coches de choque para dejar paso a la fiesta. 

Junto a todas estas actuaciones y conciertos, también se realizaron diversas actividades como talleres de tiraje. Además, se ofrecieron las distintas variedades de Mahou junto a una amplia oferta gastronómica propuesta por los food tracks del espacio  

Fluge Audiovisuales, como suministrador audiovisual exclusivo de Mahou-San Miguel a nivel nacional, proveyó el equipo de sonido e iluminación de este espacio.