Bailarín frente a una pantalla con proyecciones con motivo del festival Sónar 2018 en Barcelona