La tecnología, el arte digital y la música electrónica son las señas de identidad del Sónar, que este año volvió a reunir a centenares de artistas que exploran dichas disciplinas. La edición diurna del festival, Sónar Día, celebrada en la Fira Montjuïc de Barcelona los pasados 17, 18, 19 y 20 de julio, además de presentar a algunos de los nombres más relevantes del panorama musical nacional e internacional estableció un lugar de encuentro para sus diferentes comunidades creativas.

Esta 26ª edición combinó un cartel donde la electrónica de baile y los ritmos urbanos compartieron tarima con sonoridades más experimentales y vanguardistas, con artistas como DJ Krush, Arca, Kelly Moran y muchos otros. Junto a la música, Sónar Día propuso varias charlas y sesiones de formación acerca de las industrias creativas, la creación artística y la transformación digital.

Sónar Día contó con numerosos espacios dentro del recinto de la Fira Montjuïc: SonarComplex, SonarDóme, SonarXS, SonarHall o SonarVillage. Cada escenario, que exhibió una identidad y estética distinta, albergó a los diferentes artistas que desfilaron por el certamen.

Gracias a la confianza de Advance Music, promotora del Sónar Día, Fluge Barcelona proveyó el material de iluminación de los espacios SonarDóme, SonarXS, SonarVillage, SonarComplex y SonarHall, además de material de vídeo para estos dos últimos. Asimismo, también suministró el material audiovisual de cinco de sus salas VIP y de tres de las salas del Palacio de Congresos del recinto, una de ellas destinada a la rueda de prensa para la clausura del evento.

En concreto, los citados espacios contaron con focos Robe Megapointe, Robe Robin 800, Robe Robin 100, Robin 300, Martin Atomic 3000, Martin RUSH y Vari*Lite 3000, entre otros, junto a controladoras Road Hog 4 y una Grand MA2. Además, se proveyó una pantalla LED de 7 X 4 metros y pitch de 4.8 mm para el SonarHall junto a una controladora de vídeo para dicho espacio y el SonarComplex.