GERMÁN SCHLATTER: “Somos como patos, que ni vuelan bien, ni caminan bien, ni nadan bien… pero hacemos de todo y sobrevivimos”

Home/Entrevistas/GERMÁN SCHLATTER: “Somos como patos, que ni vuelan bien, ni caminan bien, ni nadan bien… pero hacemos de todo y sobrevivimos”
  • Entrevista_GERMÁN_SCHLATTER_2

GERMÁN SCHLATTER: “Somos como patos, que ni vuelan bien, ni caminan bien, ni nadan bien… pero hacemos de todo y sobrevivimos”

Una exitosa carrera dedicada al sonido profesional y especializada en el teatro musical. Voló desde su Argentina natal para convertirse en un peso pesado del audio en España. Hoy es el responsable de sonido de El Rey León de Stage Entertainment, la productora de musicales a nivel internacional por excelencia, a la vez de oficiar como diseñador asociado o asistente del diseñador ocasionalmente.  Germán Schlatter nos visita en las instalaciones de Fluge, la que siempre será su casa, y nos cuenta un montón de cosas.

Desde que el primer musical pisó la Gran Vía hasta el día de hoy han pasado muchas cosas… muchas producciones, de gran calidad o de peor nivel, con millones de espectadores o con apenas unos pocos meses en cartel… y parece que hoy el teatro musical ha establecido una base sólida en España, parece que el público lo ha acogido como una importante alternativa de ocio ¿Cómo ves tú el panorama a día de hoy? ¿Hacia dónde caminamos?

Primeramente gracias por la introducción, aunque no me considero un “peso pesado” del audio. Hay gente por ahí que sabe mucho y de la que tengo la suerte de seguir aprendiendo. Prefiero verme como un trabajador apasionado por lo que hace y afortunado de haber podido echar raíces en España.

Referente a tu pregunta, creo que aunque si bien se ha avanzado muchísimo y el género musical es una buena opción de ocio para gran parte del público nacional, todavía queda un importante camino por recorrer. Hay muchas personas que no han ido nunca al teatro a ver un musical, y si por desgracia se estrenan con uno que no les guste es muy probable que no lo vuelvan a intentar. Esto irá cambiando con el pasar del tiempo y el púbico aceptará que un espectáculo les haya gustado mucho mas que otro.

El género musical lo hemos heredado recientemente de los ingleses y americanos que llevan más de 70 años creando nuevas propuestas. Creo que para alcanzar el nivel de esta gente, se debería ahondar más en nuestra rica historia y heterogénea cultura. La producción Nacional es un tema a desarrollar según mi opinión. El público ya esta preparado para recibir algo más “suyo” y de mayor calidad. Aquí hay compositores, productores, directores, y artistas capaces de tal desafío. La cuestión es que a alguien se le ocurra reunirlos y que se pongan de acuerdo…

En una ciudad como Madrid que pese a tener un importante flujo turístico, de momento no pueden convivir mas de cuatro o cinco producciones de mediano o gran formato. Esto se debe a que el público nacional todavía no considera el musical como primera opción de ocio. Si lo comparamos con New York o el West End donde hay más de 20 shows a la vez, todavía queda campo por sembrar.

A nivel educativo tenemos escuelas tanto públicas como privadas que ya imparten carreras de grado oficial en teatro musical y por suerte las nuevas generaciones vienen cada vez mas preparadas en las diferentes áreas que engloba este género (canto, danza, interpretación, etc..).

A nivel técnico-artístico de sonido creo que lo que nos falta es un método o manera de encarar las nuevas producciones. Empezando por los tiempos que las productoras locales le dedican a una adecuada pre-producción técnica y siguiendo por el reconocimiento de las figuras clave que son el diseñador de sonido, el jefe de montaje y el mezclador, acordes a la envergadura y al nivel del proyecto.

He visto varias producciones donde “el/la de sonido” se ocupa de hacer el diseño, hacer la preproducción técnica y el montaje, ajustar el equipo, programar y operar la mesa, repartir los micrófonos en camerinos y si me apuras hasta pasar la aspiradora por el foso de músicos.  En una producción internacional he llegado a ver a un Diseñador de Sonido, a un Asociado del diseñador, a un Asistente del Diseñador/Mezclador hasta el estreno, a un Production Sound Engineer, a un ayudante del PSE sumado al crew local de 3 o 4 personas.  No es por cantidad de personas, sino por la especialización del equipo humano que se obtienen mejores resultados. Cuantos mas y mejores especialistas, el nivel de detalle que se podrá conseguir será mas alto.

Y en cuanto al público ¿Es exigente con la calidad del sonido? ¿Crees que identifican claramente un buen sonido o es algo que perciben inconscientemente y que asocian con la calidad del espectáculo a nivel global?

Hay días muy buenos a nivel sonido y otros no tan buenos, y las reacciones del público son inesperadas. Creo que la gente lo ve como un todo y no identifica el sonido como algo aislado. El propósito de la sonorización de un musical es ayudar a transmitir de la  manera mas clara lo que ya está sucediendo en el escenario y no es un fin en sí mismo. En cuanto el diseño se vuelve intrusivo (por ejemplo una canción íntima a un volumen de concierto) en vez de ayudar a contar la historia, la entorpece. No creo que la gente sea consciente de esto, pero el espectáculo no les llegará de la misma manera.

Jerry Zaks una vez me comentó que en su opinión el show que yo mezclaba estaba un poco fuerte. Eran 2 ó 3 dB mas fuerte que lo que él concebía.  Me dijo que no estaba mal como yo lo hacía, solo que teníamos que lograr que el público se inclinara hacia adelante de la butaca, como “buscando” el show; e intentar evitar que se echaran hacia atrás porque el nivel los alejaba.

Obviamente esta reflexión depende del tipo de espectáculo, el tamaño de la sala, la proyección de los actores, los arreglos musicales y los criterios del Director, del Supervisor Musical y del Diseñador de Sonido. Hay algunos shows que necesitan mas presencia en las canciones y diálogos, y otros que se benefician de la intimidad y la sutileza. Lo mismo sucede con la localización o imagen acústica (o paneo) de los actores en escenario. Cuándo y dónde aplicar el criterio, marcan la gran diferencia.

 En una producción de teatro musical ¿Cuál es el elemento diferenciador clave del sonido con respecto a otros espectáculos en vivo?

A nivel artístico, te diría que la posibilidad de alcanzar un alto nivel en los numerosos detalles que hay en un espectáculo de este tipo.  Por ejemplo: el nivel de detalle en la mezcla, el espacio controlado y conocido, el tiempo de ajuste del sistema, la cantidad de ensayos previos, el tener el mismo programa musical todos los días, la repetición y la posibilidad de anticipación.

A nivel técnico, el musical está plagado de material ajeno al mundo Rock & Roll, juguetitos y accesorios que ralentizan la pre-producción y el montaje de manera considerable.

Teniendo en cuenta que has llevado a cabo algunos de los musicales más aclamados de la industria, seguro que hay muchos pero ¿Cuál ha sido el mayor reto técnico al que te has enfrentado?

Te diría que todos!

Cada nueva producción me supone un esfuerzo enorme hasta conseguir dominar la situación. Factores como el hacerme con el criterio/lógica de cada diseñador o supervisor musical e intentar reproducirlos una vez que te dejan a cargo,  aprenderme el funcionamiento de aparatos nuevos o desconocidos para mí, y sobre todo poder escuchar el espectáculo como lo escucha el público a la vez que lo estoy mezclando.

Pero si quieres saber los nombres… La Bella y la Bestia en el 2008, Fiebre de Sábado Noche y El Rey León en el 2011. Todas tenían mesas de mezclas nuevas para mí (D5-T, PM1D y SD7-T), complejos sistemas para disparar los efectos de sonido, sistemas de altavoces distintos, criterios de mezcla nuevos y por supuesto el desafío de mezclarlos dignamente.

Y desde el patio de butacas ¿Cuál ha sido el musical que más te ha impresionado?

La Bella y la Bestia (1999), Los Miserables (Argentina-1999) y El Rey León (Madrid- 2011). Cada uno tiene sus momentos especiales y no podría quedarme con solo uno.

Ahora un ejercicio ¿Puedes imaginar cuál será el próximo gran avance de la industria del sonido? ¿O qué pedirías para hacer tu trabajo más fácil?

Buena pregunta…

Para la pre-producción técnica, documentación, organización del material y del trabajo me gustaría tener soluciones de software diseñadas para este rubro, en concreto con las peculiaridades del teatro musical.

Existen algunas como Stardraw (solo para Windows) u otras soluciones hechas por personas como yo (pero mucho mas inteligentes), que se han diseñado sus propias bases de datos y que luego las aplican con las empresas de alquiler. Con esas soluciones se minimizan los costes de pre-producción y se facilita la logística del material.

Recientemente un colega de luces me mostró el “lightwright” que integra listas de material, settings de los aparatos, listas de trabajo, reportes, etc. con Vectorworks. Para audio todavía no hay algo tan versátil.

Para la fase de diseño de sonido sería interesante integrar los sistemas de microfonía inalámbricos con sistemas de posicionamiento en escenario (por ejemplo el Track the Actors, Stage tracker…) y así no tener que llevar dos o tres petacas por cada actor.

Un sistema de chequeo de micrófonos inalámbricos portátil y “sin cables”, con posibilidad de repatchear un sistema inalámbrico sin necesidad de un patch bantam o similar.

De esta manera el microfonista pueda caminar por el escenario y hacer sus tareas a la vez de estar chequeando a los actores es muy necesario. Con eso se optimiza el trabajo del microfonista y se minimiza enormemente.

Ya que estamos hablando del futuro ¿Qué proyectos tienes por delante?

Seguir estudiando y aprendiendo de los que saben mas que yo.

En la medida que se pueda, incursionar en el diseño de sonido de manera mas personal. He tenido la suerte de trabajar con varios diseñadores internacionales de primer nivel y conocer sus criterios de primera mano. Poco a poco me he ido formando un criterio personal y me gustaría poder plasmarlo algún día.

También me gustaría compartir experiencias con otros estudiantes y profesionales en formato charla o curso. Hay mucho potencial humano aquí y hay que hacer todo lo que se pueda para subir nuestro nivel.

A largo plazo siempre pienso en poner en marcha un sistema de trabajo para desarrollar la industria nacional que abarque la logística de material, optimización del trabajo y minimizar los costes de pre-producción para las productoras.

Para terminar y puesto que has trabajado en distintos países como Italia o Rusia y junto a algunos de los profesionales más reconocidos en todo el mundo, me gustaría conocer tu opinión acerca del nivel técnico que existe en España con respecto al extranjero; tanto en cuanto a equipamiento como en cuanto a la formación del personal.

A nivel de equipamiento si nos comparamos con América Latina por ejemplo, creo que estamos en la cima salvo raras excepciones. Si nos comparamos con Estados Unidos o Reino Unido, nos quedan años de esfuerzo comunitario para seguir escalando, sobre todo en I+D para teatro musical.

Y en cuanto a la formación del personal, ésta responde a las necesidades del mercado local, que son poder hacer de todo (Rigging, RF, FOH, IT, etc…)  Somos como patos, que ni vuelan bien , ni caminan bien, ni nadan bien… pero hacemos de todo y sobrevivimos !!!! Cosa que no esta mal ni es poco, sobre todo en los tiempos que corren !!

Los técnicos freelance, principalmente americanos e ingleses con los que he trabajado, no tenían tanta formación genérica pero estaban más especializados en lo que hacían. Tal vez el jefe de equipo no sabía programar la mesa de mezclas ni hacer que todos los ordenadores funcionasen en red, pero su cometido era planificar y dirigir el montaje, manejar el personal, los tiempos, el material, etc… y en eso era un máquina. Para programar la mesa ya hay un Diseñador/a o Asociado/a que se ocupará eficientemente de eso (y que probablemente sea incapaz de hacer las labores del PSE) y para las redes y ordenadores, ya había un ingeniero informático que lo dejó funcionando antes de salir de la nave. Lo mismo sucede con el mundo digital, el rigging,  RF, enrackado y cableado de equipos…

De todas formas para poder especializarnos en las distintas áreas que un musical engloba, haría falta un mayor volumen de trabajo. Lamentablemente estamos pasando por un momento complicado a nivel laboral y quizás para afrontar mejor esta situación individualmente, el ser un “pato” sea mas provechoso que ser un Águila Imperial…

Muchas gracias por tu tiempo Germán.

De nada, a vosotros.

 

Leave A Comment