El pasado 7, 8 y 9 de junio el Auditorio de Zaragoza acogió la representación de Madama Butterfly, el clásico operístico de Puccini. Se trata de una de las óperas más célebres de la historia de la música que narra un trágico relato de amor entre una geisha japonesa y un oficial estadounidense. Para su ejecución, que contó con la Orquesta Reino de Aragón y el Coro Amici Musicae junto a más de 120 artistas, se llevó a cabo una novedosa puesta en escena centrada en el uso de la tecnología audiovisual. 

Cabe destacar que la apuesta visual de esta versión situó a la orquesta en el centro, algo poco habitual, y desplegó en torno a ella una pasarela por donde discurrían los cantantes, todo ello completado con varias pantallas led, una frontal y cuatro laterales, que ambientaron los diferentes actos de la obra e hicieron de esta propuesta una llamativa experiencia visual además de musical, cuyo responsable de vídeo fue Aitor Pérez. 

Fluge Zaragoza proveyó el material de vídeo gracias a la confianza de Zaragoza Cultural, productora de la ópera. En concreto, se suministró una pantalla LED de 7,04 X 5,12 metros y 6 mm de pitch junto a otras cuatro pantallas led de 1,92 X 3,84 metros y 8 mm de pitch.