Diego Méntrida es un triatleta español que se dio a conocer gracias a un gesto deportivo en el Triatlon de Santander, donde dejó pasar en línea de meta a James Teagl, que se equivocó de recorrido en la última curva. Este gesto tuvo una gran repercusión a nivel mundial, haciéndose viral a través de las redes sociales.

Ahora, junto a la Fundación Síndrome de West, Diego Méntrida ha creado el proyecto solidario “Running for West”, una iniciativa para dar visibilidad y recaudar fondos para mejorar la vida de aquellos que sufren el síndrome. Tal es el caso de su hermano Carlos, que es dependiente las 24 horas del día.

El proyecto consiste en una carrera solidaria, en la que cualquier persona en cualquier lugar del mundo puede colaborar mediante la compra simbólica de un dorsal solidario.