Un pequeño iceberg irrumpió en el centro de Madrid de la mano de Biotherm para presentar una sorprendente experiencia inmersiva. La marca de belleza creó una cueva de hielo efímera para mostrar su origen y comunicar la necesidad de cuidar nuestro entorno natural utilizando la magia del videomapping. Los visitantes disfrutaron así de un llamativo espectáculo audiovisual dentro de este espacio situado en plena calle con el agua, la belleza y el medio ambiente como protagonistas. 

La instalación, que estuvo disponible del 26 al 29 de febrero en la explanada de Nuevos Ministerios de la capital, ofreció esta experiencia inmersiva a los viandantes con la que se adentraron en la personalidad de la marca, representada por el agua y los océanos, y en la necesidad de preservar el medio acuático y la vida marina. El público también pudo conocer los secretos para cuidar su piel con análisis y consejos personalizados de los expertos de Biotherm. 

Gracias a la confianza de Mondolirondo, su productora, Fluge Audiovisuales proveyó el equipo de sonido, vídeo y personal técnico audiovisual. Entre otros, cabe destacar el suministro de altavoces de la marca Meyer Sound y el uso de tres proyectores Lens ELPLX02 0,35:1 de la marca Epson para el apartado de vídeo.